WRC | Córcega 2019 | Neuville heredó la victoria en el Power Stage

Neuville y Hyundai se quedaron con el rally isleño

La cuarta fecha del Campeonato Mundial de Rally se disputó en la isla francesa de Córcega. Allí, se impuso Thierry Neuville de forma dramática tras la pinchadura del neumático delantero derecho de Elfyn Evans en el Power Stage, cuando marchaba primero. Sebastien Ogier culminó segundo, mientras que el galés completó el podio.

En la previa, fuertes vientos y una gran tormenta azotaron el parque de asistencia, provocando muchos daños en el sector del WR2. Además, las bajas temperaturas provocaron la caía de nieve en las etapas lo que convirtió la isla en un paisaje similar a Montecarlo, cuando restaban pocas horas para el reccee. Afortunadamente, el trabajo de los ouvriers y el ascenso de temperatura, mitigaron estos problemas.

Día 1

Desde temprano, el día viernes se encerraron en una férrea batalla el líder del mundial Ott Tanak (Toyota Yaris WRC) y Elfyn Evans Ford Fiesta WRC). Se alternaron la punta de la carrera sin sacarse grandes diferencias.

El seis veces campeón del mundo, Sebastien Ogier (Citroën C3 WRC) tuvo un mal inicio con un trompo en la primera especial y la falta de ritmo lo dejo fuera de la pelea en el incio del rally. “No hay nada más que podamos hacer, ni siquiera en la asistencia” declaró el campeón al finalizar la especial de Valinco 2, demostrando su frustración. Su compañero de equipo tampoco la pasó bien ya que en la SS3 hizo un trompo a los 5.7 km, perdiendo 20 segundos. Otro Sebastien que tuvo serios problemas fue Loeb, quien golpeó una roca y rompió un brazo de la suspensión, perdiendo mucho tiempo. Kris Meeke (Toyota Yaris WRC) no tuvo suerte ya que rompio una rueda en la SS1 y volvio a golpear la rueda trasera derecha en la SS5 perdiendo más de medio minuto. El tercer Yaris WRC tripulado por Latvala se sumó a los participantes con inconvenientes ya que en el mismo tramo se detuvo en el km 15.3.

Fuente: M-Sport

La etapa 6 del viernes fue muy polémica ya que Meeke, con el auto dañado tras el golpe en la especial anterior, menejó a velocidad reducida lo que generó que Evans lo encontrara en el camino y no lo pudiera superar, perdiendo más de 11 segundos -cuando solo perdia 2.5 segundo al paso del split 2- y la punta de la carrera. En el área de entrevistas, se disculpó públicamente con el hombre de M-Sport. Finalmente la organización le devolvió el tiempo (3.24 COC Decision N°8), quedando como líder provisional de la general tras el día 1 de actividades.

Día 2

Un inicio sin problemas para ningún piloto. Tanak salio decido a quedarse con la victoria y tras las dos primeras etapas, lideraba el rally. En al especial 9, muchos inconvenientes. Loeb pego con la rueda trasera izquierda la parte externa de una curva y quedo mirando para el lado contrario, lo que lo hizo perder 40 segundos. Lappi, por su lado, casi termina fuera de pista tras entrar muy pasado en otro sector. Luego describió la etapa como la “más horrible” que corrió hasta el momento. En el siguiente tramo, el galés se acercaba 7/10 décimas para ir al servicio del mediodía con tan solo 1.6 segundos del estonio.

Fuente: Prensa Hyundai Motorsport

La especial 11 iba a dar un golpe de escena al rally ya que el líder provisional sufrió una pinchadura y lo dejó fuera de la pelea, cediendo 2 minutos. Latvala padecía la misma suerte y se alejaba aún más en el clasificador. Evans heredaba la punta con una ventaja de 11.5 segundos sobre el nuevo segundo, Thierry Neuville. Sin embargo, la tranquilidad iba a durarle poco ya que el belga metió un tiempazo en el siguiente tramo y le arrebató la vanguardia. El hombre de M-Sport declaró no entender qué paso ya que según él, su pasada fue buena, sin cometer errores y no esperaba perder tanto tiempo. Sordo tampoco tuvo un buen ritmo, cedió 22.6 segundos, lo que terminó favoreciendo a Ogier, con problemas de motor ya que el sistema anti-lag no funcionó durante la especial 12. Finalmente, el campeón del mundo ascendió a la tercera colocación del podio, pero muy cerca del español.

Día 3

Al iniciar la última etapa, Thierry Neuville era el líder por ajustados 4.5 segundos. Sin embargo, en la especial 13 perdió mucho tiempo y Evans pudo recuperar la vanguardia. El Power State, SS14, fue encarada de forma muy conservadora por la mayoría. Kris Meeke aprovechó la situación para marcar el mejor registro y asegurarse 5 puntos para el campeonato, tras un fin de semana para el olvido. Ni Ogier ni Neuville pudieron estar en ritmo y quedaron lejos de la pelea por marcar el scratch. Todo parecía normal hasta que en los últimos kilómetros de la especial, la máquina número 33 comenzó a reducir su marcha. La expresión de desesperación en el joven de M-Sport evidenciaba lo que nadie podía creer. Una pinchadura le arrebató su primera victoria de la temporada. Poco a poco, los pedazos de caucho se desprendían de la llanta hasta terminar con el metal sobre el asfalto. Finalmente, tras perder más de un minuto, Evans finalizó en la tercera colocación de la general, frustrado por la mala fortuna.

Fuente: Twitter

Neuville con esta victoria saltó a la cabeza del mundial de pilotos, por tan solo dos puntos de ventaja sobre Sebastien Ogier. Ott Tanak, ahora es tercero, a 5 puntos del belga. Como si fuera una re-edición del 2018, tras 4 fechas, estos tres pilotos se encuentran encerrados en tan solo cinco puntos. Ambos aprovechan los inconvenientes de sus rivales para compensar la falta de rendimiento de sus máquinas en rallys donde no encuentran el ritmo. Toyota tiene el auto más fuerte, sin dudas, pero aún no pueden plasmarlo en los resultados. Ogier tiene un coche confiable pero que no se adapta a todo tipo de superficies. Le cuesta aún encontrar la puesta a punto ideal y su campeonato es carrera a carrera, sin poder pensar en el largo plazo. Neuville ya no tiene el potencial que tenía en el primer semestre de 2018 y ha sido superado por el equipo japonés. De todos modos, ha buscado ser más conservador y comprender el panorama general, sin tomar más riesgos de los necesarios y ahora salta a la punta de la general, con tan solo una victoria.

La próxima fecha será el Rally de Argentina del 25 al 28 de abril y, por primera vez en seis años, los caminos del las sierras de córdoba no serán abiertos por el campeón mundial. Una férrea pelea se espera en menos de un mes, en tramos que no dan tregua ni margen de error.

El WRC2 muy peleado, en favor de Andolfi y el WRC2 Pro decepcionó

Un mundial destinado a mostrar el potencial de las marcas oficiales sobre los equipos privados, nuevamente puso en evidencia que el todo es más que la suma de las partes. La segunda divisional destinada a los pilotos oficiales, el WRC2 Pro, quedó sin posibilidades de pelea ya que un solo piloto, Lukasz Pieniazek, fue el único sobreviviente tras el abandono el Kalle Rovanperä en la SS9.  De todos modos, ambos pilotos se encontraban lejos de la punta, liderada hasta ese momento, por Fabio Andolfi.

El WRC2, tuvo altos y bajos. Como suele ocurrir, un piloto domina mientras que el resto se mantiene expectante. Eric Camili, con el Volkswagen Polo GTi R5 comenzaba liderando la carrera. Sin embargo, en la SS9 detuvo su máquina perdiendo toda posibilidad de pelea. La punta era heredada por Fabio Andolfi, quien parecía tener todo bajo control. La SS13 le puso picante a la carrera ya que se retraso mucho tras perder la tracción integral en su máquina y quedar segundo, a 0,7 segundos de Gryazin. El ruso no pudo redondear una buena etapa en el final y fue victoria para el italiano por 4,5 segundos.

Las posiciones en el campeonato son

Por Jero Aliaga para PruebautoSport

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *