F1 | Shangai 2017 | Hamilton en lo mas alto del GP chino

En el #ChineseGP de la @F1 @fia #f1 @MercedesAMGF1 con @LewisHamilton se llevaron el #GP a casa #podio #trimarca

Primer GP en 2004
Cantidad de Vueltas: 56
Extensión del Circuito: 5.451 KM
Largo de la Carrera: 305.066 KM
Record de Vuelta: 1:32.238 por MICHAEL SCHUMACHER en 2004

Hace rato que no se ve un podio tan variado. Pero como no podía ser de otra manera Lewis Hamilton lo consiguió. Se había propuesto recuperar la dinámica de victorias que Mercedes había perdido en la primera carrera de la temporada en Australia, y lo hizo.

El piloto británico dominó la carrera de principio a fin, acertó en la estrategia de los cambios de neumáticos y ganó con claridad, mostrando la verdadera imagen de las flechas de plata. Los monoplazas alemanes siguen siendo los mejores. Pero es evidente que la diferencia con respecto a Ferrari ha quedado reducida prácticamente a la nada. Hamilton logró su 54ª victoria, la primera del año para su equipo. Pero Sebastian Vettel confirmó la recuperación de los monoplazas de Maranello y concluyó en segunda posición, tras una remontada espectacular. El podio lo completó el belga Max Verstappen, que había salido desde la 16ª posición.

La salida planteó las primeras dudas. La lluvia que había caído sobre el trazado de Shanghái dejó agua en la pista y los equipos decidieron salir con neumáticos intermedios. Sólo un piloto calzó los superblandos, Carlos Sainz. El resultado fue que cuando los coches arrancaron, Hamilton pudo mantener su privilegiada primera posición y Vettel se mantuvo segundo, mientras que Raikkonen perdió posición a favor de Ricciardo que le adelantó en las primeras curvas. Sainz perdió varias posiciones por la inestabilidad de sus neumáticos y las peripecias que tuvo que hacer para mantenerse en pista. Sin embargo, un toque de Pérez a Stroll provocó una salida de pista del piloto de Williams y apareció el coche de seguridad virtual.

Muchos coches entraron en el taller a cambiar neumáticos, entre ellos Sebastian Vettel y Fernando Alonso. Sin embargo, un accidente sufrido por Giovinazzi en la tercera vuelta provocó un verdadero vuelco en la situación, porque cuando entró el safety car en pista, la mayoría de coches pasaron por el taller y cambiaron neumáticos sin perder posiciones. Fue el caso de Lewis Hamilton, Valtteri Bottas, Daniel Ricciardo, Kimi Raikkonen y Max Verstappen, que había realizado una salida espectacular ascendiendo hasta el séptimo lugar. Todo ello provocó que Vettel se viera relegado hasta la sexta posición, justo por delante de un Carlos Sainz que remontó y aprovechó bien el hecho de no tener que cambiar neumáticos.

La carrera pareció quedar bastante definida, porque el anunciado duelo entre Hamilton y Vettel se había frustrado en las vueltas iniciales. Hamilton iba sólido en cabeza, seguido de Ricciardo, Raikkonen, Verstappen y Bottas. Pero un trompo incomprensible del segundo piloto de Mercedes le relegó hasta la décima posición, justo por detrás de Fernando Alonso. El asturiano había realizado una salida espectacular situándose en la novena posición. Rodar en mojado le beneficiaba, porque contaban más las manos del piloto que las prestaciones del coche. Y de esta forma, el asturiano se mantuvo en los puntos hasta que la pista se fue secando. Hasta entonces, Alonso había conseguido mantener a raya a Bottas varias vueltas. Pero cuando todo se fue normalizando, el Mercedes se adelantó en un abriri y cerrar de ojos.

La carrera de Alonso fue impecable, manteniendo un ritmo impresionante a pesar de la falta evidente de velocidad en las rectas. El doble campeón español fue capaz de llevar el McLaren a posiciones de puntos y mantenerse allí mientras estuvo en carrera. Pero cuando todo parecía estar consolidado, su coche volvió a fallar. Justo cuando Carlos Sainz acababa de adelantarse por el interior en una curva a la derecha, el asturiano se vio forzado a abandonar (34ª vuelta). Esta vez hubo un problema en la transmisión que se complicó más todavía cuando la gasolina dejó de llegar con fluidez al motor. Alonso ya ni siquiera se desesperó. Se lo tomó con calma.

“Estuvimos bien en la salida y mientras la pista estuvo mojada las cosas rodaron bien. Pero cuando se fue secando perdí una posición”, señaló el asturiano, que abandonó tras 34 vueltas. “Pero estar por delante de Bottas y ver cómo no podía adelantarme durante varias vueltas es de lo más surrealista que me ha pasado. No creí que pudiera repetir lo de Australia, pero aquí también estuvimos muy cerca de conseguir un punto. Creo que tuve un problema con un palier, porque una de las ruedas traseras no tiraba. Y después surgió otro problema con la bomba de la gasolina. Para mí, lo más importante fue poder mantener el ritmo de los mejores, con el evidente déficit de velocidad que tiene nuestro coche”.

Carlos Sainz, en cambio, salvó con nota sus problemas iniciales y se vio beneficiado por algunos incidentes y los cambios de neumáticos de otros coches, lo que le permitió avanzar hasta la sexta posición. Su carrera fue memorable, mantuvo un ritmo impresionante, con una solidez notable, pilotando con cabeza y luchando con los mejores. Su adelantamiento a Alonso fue la prueba más clara de su fuerza mental. No se arrugó en absoluto. Y su séptima posición final, solo por detrás de Mercedes, Ferrari y Red Bull, demuestra la evolución del madrileño en la F-1.

“No se pueden imaginar lo contento que estoy. Hemos sido valientes y ha valido la pena. Cuando he visto a todo el mundo con el intermedio y yo con los superblandos me quería morir. Pero luego, cuando iba remontando me sentía muy satisfecho. Luego siguiendo a los grandes con la pista todavía húmeda era un subidón. Podía haber salido mal, pero merecía la pena arriesgar”, señaló Sainz. “Pero creo que hemos acabado séptimos porque hemos realizado una muy buena carrera”.

Con la victoria prácticamente decidida, la pugna se centró en las posiciones de podio. Vettel acertó en la estrategia al cambiar a neumáticos blandos tras 34 vueltas y eso le permitió remontar hasta la segunda posición, tras realizar adelantamientos espectaculares a Ricciardo, Raikkonen y Verstappen. En las últimas vueltas, se produjo una lucha a muerte entre Verstappen y Ricciardo para el tercer puesto del podio, que al final logró mantener el piloto belga.

Posiciones finales de la carrera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *